España y Rumanía, más de un siglo de relaciones diplomáticas en una exposición

Desde el 6 de diciembre y hasta el 6 de enero de 2008, puede visitarse en la Embajada de Rumanía en España (c/Alfonso XIII 157; Madrid) una interesante exposición que recorre a través de documentos diplomáticos las relaciones entre Rumanía y España.


La exposición es fruto de las muchas horas que Doru Liciu ha pasado en archivos y bibliotecas de Rumanía y España. “Existe intercambio de cartas diplomáticas con príncipes rumanos, desde la época de los Reyes Católicos, sobre todo referidas a la lucha con
tra los otomanos, pero el primer documento que hemos reproducido en la exposición data de 1870”, explica Liciu mientras señala una reproducción de la Nota de la Legación Española en Constantinopla al Ministerio de Exteriores Rumano, solicitando el acuerdo para nombrar Vicecónsul de España en Galati.





Reconocimientos, nombramientos, mensajes y una boda
En unos treinta documentos sobre temas diversos se hace un repaso a más de un siglo de relaciones diplomáticas: una Nota de Alfonso XII sobre el reconocimiento de la Independencia de Rumanía, la comunicación de la representación enviada por el Rey de Rumanía a la boda de Alfonso XIII, o un telegrama enviado por el representante de Rumanía ante el Gobierno Franquista desde Burgos en el que se refleja la intención de trasmitir personalmente un mensaje de Franco al Rey de Rumanía, cuelgan de las paredes de la sala de exposiciones.



De entre ellos, Liciu llama la atención sobre un telegrama de 24 de abril de 1931, del Ministro de Exteriores Rumano dando instrucciones para el reconocimiento de la II República Española, 10 días después de su proclamación, “Llama especialmente la atención que sea un documento redactado a mano por el Ministro, lo que no suele ser frecuente” nos dice.






Relaciones diplomáticas durante la guerra civil española
Pero este diplomático rumano también ha venido a España a presentar un libro: “Relatiile Romano-Spaniole. Documente 1936-1939” (relaciones Rumano-Españolas. Documentos 1936-1939). Son más de trescientas páginas con la trascripción de 193 documentos que durante la guerra civil española circularon entre la capital de Rumanía y las capitales de “las dos Españas”.


El coordinador de la obra nos señala especialmente algunos documentos, que efectivamente llaman nuestra atención, en concreto los que hablan de 700 españoles posiblemente afines al gobierno franquista, refugiados en la embajada rumana durante la guerra y las instrucciones posteriores a la misma embajada para que al terminar la guerra, se de el mismo trato a los republicanos que pudieran pedir refugio en la delegación diplomática, algo que evidentemente Franco no estaba dispuesto a permitir.




Proyectos futuros
Pero el afán por investigar temas relacionados con ambos países de Liciu no termina aquí, actualmente investiga y prepara dos nuevas publicaciones, una sobre los miembros de las Brigadas Internacionales rumanos que lucharon en la guerra civil española y otra sobre la reanudación de las relaciones diplomáticas en los años 60, sobre la que nos cuenta que “resulta muy curioso como ambas dictaduras crean oficinas comerciales y tienen relaciones fluidas a través de ellas, pero prefieren no abrir embajadas, pues ideológicamente son regímenes absolutamente opuestos”.

Sin duda una pieza importante para reconstruir la historia común en un periodo tormentoso para ambas naciones, a la que el mismo investigador pretende ir sumando otras, “ y así, conociendo mejor nuestro pasado descubrir muchas cosas que nos unen”.



Exposición de Documentos Diplomáticos
Fechas: del 6 de diciembre al 4 de enero
Lugar:
Embajada de Rumania; c/Alfonso XIII 157; Madrid
Metro: Colombia o Pío XII Bus: 16, 51, 150.
Horario: de lunes a viernes de 10.00 a 18.00h

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Curioso, muy curioso

Anónimo dijo...

El blog y estos datos son muy interesantes. Como se puede comprar este libro?

Administrador dijo...

Manda un correo con tus datos a madridbucarest@gmail.com y veremos como puedes hacer.

Andrada BALAN dijo...

No se si es precisamente un diplomático, en la página web del Ministerio no lo he encontrado, lo cierto es que Doru Liciu es catedrático de la Universidad de Craiova, especializado en las relaciones hispano-rumanos a lo largo del siglo XX y que ha publicado este libro con ayuda del Ministerio rumano de Asuntos Exteriores, dentro de un programa del mismo. La exposición debe haber sido muy interesante, de hecho no se si fue presentada también en Rumanía. Es una pena que tanto los rumanos que los españoles sepamos tan poco de las relaciones diplomaticas, economicas, culturales etc. que hubo casi desde siempre entre nosotros, como paises latinos que ambos somos. Incluso en el ambito académico se sabe muy poco, con lo cual convendría mencionar el inmenso y sistematico trabajo de documentación que han hecho en los archivos rumanos y españoles investigadores como Eugen Denize, el catedrático Marian Stefanescu, u otros. A través de libros y estudios que plantean las relaciones hispano-rumanas o la posición de Rumanía ante la guerra civil de España, todos ellos trataron de favorecer un mejor conocimiento historico entre las dos paises. Sería estupendo que, por una parte, entre el principal foro académico del país y el MAE se desarrolle un programa de acercamiento entre las comunidaddes científicas de los dos paises, como parte de la diplomacia cultural, y que por otra parte el Estado español, a través del Instituto Cervantes o de las donaciones a las bibliotecas, aumente el fondo de libros de historia, los encuentros entre los hispanistas y sobre todo entre historiadores rumanos y españoles. Como estudiente de historia, especializandome en historia de España y relaciones hispano-rumanas, es lo que más deseo.

Andrada BALAN dijo...

AAAA, y Enhorabuena por este sitio...¡buena iniciativa!

Andrada BALAN dijo...

Vengaa...hasta que lo encuentro. Yo solo me lo sabía de catedrático pero, sí, es diplomático, actualmente en Canada, si es que se trata del mismo Doru Liciu.

Con el libro se puede intentar pedirlo al Instituto Cultural Rumano (de Bucarest), en cuya editorial apereció. Yo misma conseguí el libro hace unos meses a través de ellos.