Rumanos que han hecho historia

Todo el mundo conoce a Vlad Tepes (y por supuesto al personaje de ficción con el que se le relaciona: Drácula), a la gran gimnasta Nadia Comăneci o al futbolista Gheorghe Hagi, pero los nombres rumanos que ya se han ganado un espacio en los libros de historia son muchos más. Y no todos son deportistas o gobernantes convertidos en personajes de ficción.

Para conocerlos más y mejor, traemos aquí enlaces a las biografías de algunos hombres y mujeres de Rumania, cuyos nombres quedarán escritos en las crónicas.

Alexandru Ioan Cuza artífice de la unificación de Valaquia y Moldavia en 1862, gran modernizador del Estado Rumano.

Alina Cojocaru, Primera Bailarina del Royal Ballet de Londres (2001). Su calidad artística y técnica es elogiada por los grandes críticos de danza de todo el mundo.

Ana Aslan, famosa doctora y gerontóloga mundialmente conocida.

Angela Gheorghiu, una de las cantantes de Opera más reconocida actualmente en el panorama internacional.

Anghel Saligny, destacado ingeniero, en 1895 construyó sobre el Danubio el puente mas grande conocido hasta ese momento.

Bogdan Petriceicu Hasdeu, escritor y filólogo, hablaba 26 idiomas distintos. Autor de importantes estudios históricos y lingüísticos de su época.

Carol I de Rumanía, Rey de Rumania de 1881 a 1914, primer rey de la dinastía Hohenzollern-Sigmaringen, que gobernaría el país hasta la proclamación de la república en 1947.



Ciprian Porumbescu, uno de los compositores más famosos de su época. Una de sus composiciones se utilizaba como himno nacional hasta 1989, curiosamente también es autor del himno nacional de Albania.

Constantin Brâncoveanu, Príncipe de Valaquia entre 1689 y 1714. Durante su reinado nació el estilo arquitectónico conocido como el "Brâncovenesc", fruto de una síntesis de las arquitecturas renacentistas y bizantinas.

Constantin Brâncuşi, probablemente el escultor más famoso e internacional. Sus esculturas están presentes en los museos más importantes de arte moderno del mundo.

Constantin Noica, filósofo y ensayista. Tras la caída del comunismo en Rumania, fue aceptado como miembro post-mortem de la Academia Rumana.

Cristian Mungiu, director de cine, entre otros premios ganó la Palma de Oro en Cannes por su película 4 meses, 3 semanas, 2 días.

Decébalo, líder de los Dacios, se enfrentó en varias ocasiones al ejército romano. Tras ser derrotado por las tropas de Trajano y la ser la Dacia incorporada al Imperio Romano, se suicidó para no caer prisionero.

Dimitrie Cantemir, Príncipe de Moldavia y prolífico hombre de letras: filósofo, historiador, compositor, lingüista, etnógrafo y geógrafo.

Dumitru Prunariu, primer astronauta rumano, viajó al espacio en la nave sovi’etica Soiuz.

Émile Michel Cioran, filósofo y escritor. Fuertemente influido por Nietzsche y el pesimismo de Schopenhauer o Philipp Mainländer. En sus escritos remarcó su especial predilección por el pueblo ruso y el español.

Eugène Ionesco (en rumano Eugen Ionescu), dramaturgo y escritor. Es reconocido como una de las principales figuras del denominado “teatro del absurdo”.

Gabriela Szabo, atleta tres veces campeona del mundo (dos en 5000 metros y una en 1500m) y medallista olímpica en tres ocasiones (Atlanta 1996: plata en 1500; Sydney 2000: oro en 5000 y bronce en 1500).

George Emil Palade, biólogo celular, ganador del Premio Nóbel de Medicina 1974.


George Enescu, probablemente el músico más importante de Rumanía. Gozó de gran popularidad mundial en su época y fue maestro de importantes músicos hasta su muerte en 1955.

Gheorghe Hagi, probablemente el futbolista rumano más conocido, ha sido jugador del Steaua Bucarest, del Real Madrid, del FC Barcelona y del Galatasaray turco.

Gheorghe Muresan, jugador de la NBA.

Gheorghe Tattarescu, pintor pionero de la pintura neoclásica en Rumanía. Su participación en la revolución de 1848 le llevó a pintar a sus protagonistas y otros famosos temas patrióticos.

Gheorghe Zamfir, el artista rumano que más discos ha vendido (unos 120.000.000 discos). Es considerado uno de los mejores intérpretes de zampoña o flauta de pan (nai românesc).

Henry Marie Coandă, inventor pionero de la aerodinámica y constructor de la primera aeronave accionada por un motor a reacción. El principal aeropuerto de Rumania lleva su nombre.

Ienăchiţă Văcărescu, historiador y filólogo, autor de la primera gramática rumana (de título: Observaţii sau băgări de seamă asupra regulilor şi orânduielilor gramaticii româneşti).

Ilie Năstase, el primer tenista Nº 1 del mundo desde la aparición de los rankings.

Ion Creanga, escritor. Autor de numerosos cuentos.


Ion Luca Caragiale, dramaturgo, uno de los cuatro clásicos de la literatura rumana.

Ivan Patzaichin, piragüista, ganador de siete medallas olímpicas.

Lucian Blaga, poeta, dramaturgo y filósofo. Es considerado uno de los grandes poetas rumanos del siglo XX.

Maria, Reina de Rumanía (María de Sajonia-Coburgo-Gotha), Reina de Rumania de 1914 a 1927, muy popular en su tiempo.

Maria Tănase, cantante y actriz. Es recordada en Rumania como una de las mejores intérpretes de música popular.

Marin Preda, uno de los novelistas rumanos más conocido tras la Segunda Guerra Mundial.

Marin Sorescu, poeta y escritor de gran éxito.

Matías I Corvino (Corvín Mátyás), Rey de Hungría, de origen rumano, desde 1458 hasta 1490, ganándose los sobrenombres de "sabio", "bueno" y "justo”.


Mihai Eminescu, principal poeta de Rumania, es considerado “el poeta nacional”. Su obra ha sido traducida a 60 idiomas.

Mihai Viteazul, Príncipe de Valaquia, consiguió la primera unión de Valaquia, Transilvania y Moldavia

Mircea Eliade, considerado como uno de los más relevantes historiadores de las religiones. Filósofo, profesor universitario y novelista, es uno de los autores rumanos más traducido al español.

Mircea I de Valaquia, conocido como “Mircea el Viejo” (Mircea cel Bătrân) y también como "Mircea el Grande" ("Mircea cel Mare"). Príncipe de Valaquia de 1386 a 1418.

Nadia Comăneci, probablemente la deportista rumana más famosa, ganadora de cinco medallas de oro olímpicas, la primera en obtener un 10 de puntuación media.

Nichita Stănescu, poeta y ensayista.

Nicolae Bălcescu, periodista e historiador, fue uno de los líderes de la Revolución de 1848 en Valaquia.

Nicolae Tonitza, pintor, grabador, periodista y crítico de arte. Jugó un importante papel en la pintura post-impresionista y expresionista rumana.


Nicolae Grigorescu, pieza fundamental de la pintura rumana moderna. Se le considera uno de los grandes artistas que mejor interpretan plasticamente el “espíritu rumano”.

Nicolae Iorga, historiador, escritor y político. Se estima que escribió 1250 volúmenes publicados y 25000 artículos.

Nicolae Paulescu, fisiólogo, descubridor de la insulina

Nicolae Titulescu, diplomático, ministro en varias ocasiones y presidente de la Sociedad de Naciones.

Sergiu Celibidache, director de orquesta.

Sofia Ionescu, probablemente la primera neurocirujana del mundo.

Ştefan "cel Mare" ("el Grande"), también llamado Stefan III de Moldavia.

Ştefan Luchian, pintor rumano famoso por sus paisajes y sus bodegones. Fuertemente influenciado a lo largo de su vida por el impresionismo, post-impresionismo y el simbolismo.

Theodor Aman, pintor. Considerado un precursor del Impresionismo, fue fundador de las primeras escuelas rumanas de Bellas Artes. Existe en Bucarest un museo con su nombre que recuerda con diversos objetos, dibujos y muebles, la vida y la obra del artista.

Theodor Pallady, pintor. Se trasladó a París, donde trabajó con Henri Matisse, Georges Rouault y Albert Marquet. En 1904, volvió a Rumania, existe en Bucarest un museo dedicado a él.


Trajano, emperador romano, no era rumano, sino hispano (nacido cerca de la actual Sevilla), personaje fundamental en la historia rumana, pues conquistó Dacia para el Imperio Romano. Hoy su nombre es invocado en el himno nacional rumano.

Tristan Tzara (Samuel Rosenstock), poeta y escritor. Cofundador del movimiento Dadá.

Victor Babeş, biólogo y bacteriólogo, uno de los fundadores de la microbiología.

Victor Brauner, pintor rumano, uno de los miembros más interesantes del movimiento surrealista.

Vlad III de Valaquia (Vlad Ţepeş) príncipe de Valaquia y quizá inspirador del personaje "Drácula" de la novela de Bram Stoker.


7 comentarios:

franKeinas dijo...

Muy buen post. Anda que no hay rumanos famosos ni nada. Mientras leía la entrada pensaba: a ver si aparece Gica Haghi... y si que lo pusiste, jeje. Pensaba que Emir Kusturica (director de Underground) era rumano también, pero no, es yugoslavo.

Saludos.

Juancar dijo...

Yo pregunté por entradas para el Teatro Real de Madrid para ver a Angela Gheorghiu y me dijeron que ya no quedaban, casi un año antes de que fuera la opera :-O

Anónimo dijo...

Para bien o para mal Nicolae Caeusescu tambien forma parte de la historia Rumana, el cual, por cierto es bastante famoso

Anónimo dijo...

Puskas no era rumano?, pregunto...
Por que si lo era, aquí era bastante más famoso que Drácula.
Uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos en mi modesta opinión.

MadridBucarest dijo...

Pues no se si era el mejor futbolista o no, pero desde luego Puskas era Húngaro, nacido en Budapest.

Anónimo dijo...

daniel negreanu nr 1 en poker es rumano

Patricia dijo...

Sebastian Stan y Johnny Weissmüller actores también son rumanos